Movilidad eléctrica: lo bueno y lo malo de los coches híbridos

¿Qué es exactamente un coche hibrido?

Un coche hibrido es aquel que emplea al menos dos motores de diferente tipo, conectados y acoplados: uno de combustión interna y otro eléctrico. Esto le da una gran versatilidad a la hora de moverse tanto por carretera como por ciudad, teniendo la opción de elegir una u otra modalidad y sin cotos de autonomía.

Este no es un concepto nuevo, ya que desde el siglo pasado se conoce la tecnología hibrida, pero dado que se lo considera una alternativa válida y fiable camino a la transición hacia lo 100% eléctrico, su popularidad ha aumentado, la cantidad de modelos es mucho mayor, el precio es más accesible y quienes quieren adquirir uno cuentan con ayudas para hacerlo.

Movilidad eléctrica: lo bueno y lo malo de los coches híbridos

Ventajas y desventajas de los coches híbridos

Los coches híbridos tienen una gran cantidad de ventajas, pero también presenta algunos inconvenientes. Lo importante es saber qué puede dar de sí este tipo de vehículos, qué cosas buenas tiene, cuáles son sus desventajas y especialmente, desmontar algunos mitos que los rodean y que deslucen su imagen.

Mucha gente cree que los coches híbridos no tienen potencia o que producen una cantidad tan baja de energía, que los consideran no aptos para conducir en terrenos complicados o montaña arriba o para remolcar algo. Nada más lejos de la verdad: estos coches pueden emplearse prácticamente de igual manera que uno convencional.

¿Cuáles son sus ventajas?

Son más limpios y eficientes: no hay ninguna duda que los coches híbridos generan un grado de contaminación medioambiental menor, ya que mientras están funcionando de forma eléctrica no tienen emisiones. Además, el empleo alternativo de ambos motores hace que sean mucho más eficientes (en conjunto) comparándolos con los vehículos convencionales.

Más económicos: en favor de su apuesta por la movilidad eléctrica, la UE está exigiendo a los gobiernos de los países miembros que den subvenciones, créditos, incentivos y hasta exenciones fiscales a quienes tengan interés en adquirir coches eléctricos y vehículos híbridos. A ello se le suma que estos últimos tienen costos de combustible menores que los coches tradicionales.

PUBLICIDAD

Frenado regenerativo: uno de los elementos más llamativos de los coches híbridos es un sistema muy interesante, mediante el cual cada vez que el vehículo frena, un mecanismo interno capta la energía de dicho movimiento y la transforma en electricidad que se envía a la batería, por ello, la necesidad de recarga es menor que en los coches electicos al 100%.

Menor peso, más eficacia: para la fabricación de los coches híbridos se suelen emplear materiales de muy alta resistencia pero que al mismo tiempo resultan más ligeros, esto implica que como la masa total es más pequeña que la de los vehículos convencionales, menor será también la cantidad de energía que se necesitará para mover un coche híbrido.

PUBLICIDAD

Mas valor de reventa: los coches híbridos son una de las opciones que las personas con visión de futuro están eligiendo, dado que, como el petróleo mundial se agotará en no más de 65 años, todos los combustibles de origen fósil que se derivan del mismo solo pueden subir y el precio de propiedad total de los coches tradicionales cada vez se encarecerá más. Por tal motivo el valor de reventa de los coches híbridos es cada vez mayor y el de la mayoría de los vehículos tradicionales se mantiene o baja.

¿Qué desventajas tienen?

Menos deportividad: los coches híbridos tienen dos motores independientes entre sí, pero se considera al de gasolina como la principal fuente de energía. El inconveniente para el vehículo es que ni el motor eléctrico ni el de combustión interna son tan grandes como el único que tienen los demás coches, ya sean eléctricos o convencionales por lo que no son los más indicados para “correr” o dar “acelerones”.

PUBLICIDAD

Más caro: los compradores consideran que el principal impedimento es el coste de los coches híbridos nuevos, puesto que, para hacer una inversión inicial importante y seguir usando gasolina sería más idóneo pasarse directamente a los coches eléctricos, cuyos precios son apenas más caros que los de los híbridos, en comparación con los tradicionales.

Mantenimiento específico y costoso: ya sea una reparación o solo una sesión de mantenimiento los costes para los coches híbridos suelen ser caros porque para trabajar con estos motores duales es necesario contar con mano de obra especializada, inversión en alta tecnología de control y repuestos específicos.

¿Es una buena inversión?

Todo vehículo que ayude a que la huella de carbono de quien lo conduce disminuya será mejor que aquellos que la aumentan, por lo que un coche hibrido es una elección muy acertada en el camino hacia la movilidad eléctrica y como parte de la transición global hacia lo sostenible. También es importante conocer cuáles son los coches eléctricos que se esperan para 2021.

Como ha quedado demostrado, cambiarse a un coche hibrido tiene muchas ventajas y algunos inconvenientes, aunque globalmente es una inversión aconsejable dado que no solo hay un ahorro real de dinero a largo plazo, sino que se ayuda a disminuir el impacto del transporte en el medio ambiente y la dependencia de los combustibles fósiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *